Que significa sicomoro en la biblia

¿Qué representa el sicómoro en la Biblia?

El simbolismo de un sicómoro sugiere el árbol de la regeneración y la transformación, el árbol de la verdadera condición y estatura como miembro del Cuerpo de Cristo. Jesús, en su camino a Jericó, vio a Zaqueo sentado en un sicomoro y comprendió el simbolismo.

En Israel, el sicómoro simboliza la regeneración, una referencia a alguien que renace espiritualmente. El corazón regenerado de Zaqueo le hizo restituir y cambiar su vida en Jericó.  La historia de Zaqueo nos advierte de que debemos dejar de separar “lo que hacemos” de “lo que somos”. Como judío fue considerado un traidor, ganándose la vida y la riqueza de forma dudosa. En un momento de su vida, Zaqueo quería ver a Jesús más que mantener su comodidad económica, por lo que un sicómoro es un símbolo de un lugar en nuestras propias vidas donde podemos tener una visión clara de nuestro Salvador, Jesucristo.  Literal o figurativamente, hemos comprometido nuestras vidas y naciones, por ejemplo en nuestro ministerio o trabajo, al no vivir fielmente las implicaciones de nuestra fe cristiana.

Qué es la fruta del sicomoro

Nota: los números (#) se refieren a los números de párrafo en el YouCat y no a los números de página. El número entre [corchetes] al final le indica aproximadamente la longitud de este pasaje en términos de las páginas que debe leer (excluyendo las páginas con imágenes).

“En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio con Dios. Todas las cosas nacieron por medio de él, y sin él no nació nada. Lo que nació en él fue la vida, y la vida fue la luz de todos los hombres. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron”.

  Corte celestial biblia

“Porque como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven a él hasta que han regado la tierra, haciéndola brotar y dar semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que cumplirá lo que me propongo y tendrá éxito en aquello para lo que la he enviado.”

Jesús dice: “Todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica será como un hombre prudente que construyó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, vinieron las inundaciones y los vientos soplaron y golpearon esa casa, pero no cayó, porque había sido fundada sobre roca.”

Verso bíblico del sicómoro

La escena de un hombre rico y corpulento, condenado al ostracismo por la comunidad, que corre en medio de la multitud para subirse a un árbol, al que se le ordena “bajar” para recibir a Jesús en su casa y, a partir de entonces, se ofrece a dar la mitad de sus riquezas a los pobres y a devolver el cuádruple de cualquier riqueza adquirida irregularmente, hace de la historia de Zaqueo uno de los relatos de conversión más dramáticos del Nuevo Testamento. Pero, ¿por qué exactamente corrió hacia el sicómoro y cuál es el significado del árbol en la vida cristiana actual?    Este es el relato de Lucas 19:1-10;

  Job biblia reina valera

“Jesús entró en Jericó y estaba de paso. Había allí un hombre llamado Zaqueo, que era el principal recaudador de impuestos y era rico. Quería ver quién era Jesús, pero como era bajo no podía ver por encima de la multitud. Así que se adelantó y se subió a un sicómoro para verlo, ya que Jesús venía por allí.

Pero Zaqueo se levantó y le dijo al Señor: “¡Mira, Señor! Aquí y ahora doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si he estafado a alguien en algo, le devolveré el cuádruple”.

Biblia del sicómoro de Zaqueo

KJV King James Version NKJV New King James Version NLT New Living Translation NIV New International Version ESV English Standard Version CSB Christian Standard Bible NASB20 New American Standard Bible 2020 NASB95 New American Standard Bible 1995 LSB Legacy Standard Bible NET New English Translation RSV Revised Standard Version ASV American Standard Version YLT Young’s Literal Translation DBY Darby Translation WEB Webster’s Bible HNV Hebrew Names Version

Sucedió mientras conducía a una planta industrial aquí en el sur de California, donde estaba programado para hablar a un gran grupo de hombres en un servicio de mediodía, y de nuevo mientras me daban un breve recorrido por la planta, la historia de Zaqueo seguía repitiéndose en mi mente. De repente me di cuenta de que algo nuevo había penetrado en mi corazón, y parecía que el Señor me revelaba el propósito de este maravilloso incidente en el ministerio de Jesús. Así que, bajo la inspiración de haber recibido una nueva verdad, deseché el mensaje que había preparado y hablé en aquel servicio de mediodía sobre Zaqueo. La reacción al mensaje y los resultados del mismo me indicaron claramente que, en efecto, ¡esto había sido del Señor!

  E biblio andalucia
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad