Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Las monjas de clausura, cuando hablan con personas que no viven en el convento, lo hacen en el locutorio. Es un lugar con dos estancias separadas por una verja: en una están las monjas y, en la otra, las personas de fuera del convento. En el que se está viendo, habló muchas veces nuestra Beata.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO III ORDINARIO A
JORNADA DE LA INFANCIA MISIONERA
 
1. MONICIÓN DE ENTRADA
Buenos días a todos. ¡Qué alegría poder acercarnos, un domingo más, delante del Señor! ¿Os imagináis un domingo sin la Eucaristía, sin la Santa Misa? Sin lugar a duda, nos faltaría algo básico y necesario para nuestra vida cristiana
Siguiendo la liturgia del tiempo ordinario, caminamos detrás de Jesús. El nos va a invitar: ¡VENID Y SEGUIDME! Que el domingo lo reservemos para el descanso, para Dios, para la aumentar los lazos de unidad y fidelidad en la familia y para hacer obras de caridad.
Hoy es la Jornada de la Infancia Misionera. Pidamos a Jesús por los niños que no le conocen, y pidamos también que nuestros niños tengan espíritu misionero.
 
2. ACTO PENITENCIAL  
  • Decimos que seguimos a Jesús, pero tenemos que reconocer que lo hacemos de lejos. Que no rezamos lo suficiente. Que, por ejemplo, entre semana no hacemos alguna visita al Sagrario. Señor, ten piedad.
  • El Señor, hoy, nos va a invitar a seguirle. ¿Le seguimos con ilusión? ¿Leemos su Palabra? ¿Hacemos el bien a los demás? Cristo, ten piedad.
  • Jesús, que empieza su misión como Hijo de Dios, quiere que además de seguirle estemos orgullosos y contentos de ser cristianos. Porque escondemos a veces nuestra condición de cristianos, Señor, ten piedad.
     
    3. MONICIÓN A LAS LECTURAS
    Nunca, aunque nos vayan mal las cosas, tenemos que ser pesimistas. Al contrario, las lecturas de hoy nos invitan a descubrir la presencia de Dios. ¡Él siempre nos sorprende! Y, por cierto, a pesar de nuestras dificultades o diferencias, nunca hemos de olvidar AL SEÑOR, que es lo verdaderamente importante. Que nos animemos a ser amigos de Jesús para llevar su mensaje de fe y de esperanza a nuestro mundo.
     
    4. ORACIÓN DE LOS FIELES  
  • Por la Iglesia, por el Papa Francisco y por nuestro Obispo Atilano . Para que nos animen a cultivar nuestra fe; para que nos indiquen los caminos por dónde y cómo seguir más y mejor a Cristo: Roguemos al Señor.
  • Por los sacerdotes, por los catequistas, por todos los padres. Para que nos recuerden que no hay mayor grandeza que seguir a Jesús y colaborar con El. Roguemos al Señor.
  • Pidamos por los quienes se preparan para ser sacerdotes. Para que los jóvenes se pregunten si Cristo los llama a la vida sacerdotal y así nunca nos falten sacerdotes. Roguemos al Señor.
  • Hay muchos oídos sordos, personas que, cuando se les invita a que sirvan al Señor, sacan muchas excusas. Para que como cristianos digamos siempre “sí” a la Iglesia, “sí” a Jesús, “sí” a colaborar en lo que haga falta para extender el Evangelio. Roguemos al Señor.
  • ¡Cuántas cosas hacemos los domingos! ¡Que nunca olvidemos la Santa Misa! Las campanas, todos los domingos, nos dicen “VENID Y SEGUIDME”. Para que los padres no olviden que tienen el deber de ayudar a los hijos a participar en la Eucaristía dominical. Roguemos al Señor.
  • Nuestros niños conocen a Jesús. Hay, sin embargo, millones de niños en el mundo que no le conocen y, por eso, no pueden amarle. Pidamos para que los niños, de nuestras familias, ayuden con su oración y sus donativos a aquellos niños. Roguemos al Señor
     
    5. OFRENDAS  
  • El cartel del Día de la Infancia Misionera que presentamos hasta el altar nos recuerda a todos el mandato de Jesús de ir al mundo entero y predicar el Evangelio. ¿Estamos llevando el Evangelio al ambiente en que vivimos?
  • El pan y el vino que ahora acercamos al altar, mediante la consagración, se convertirán en Jesús, al que hemos de anunciar y dar a conocer en el mundo de hoy.
     
    6. ORACION DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
    QUIERO SER DE LOS TUYOS, SEÑOR,
    para ver dónde y cómo vives, /para aprender el camino de la verdad,
    para ser feliz y ayudar a ser felices a los demás.
     
    QUIERO SER DE LOS TUYOS, SEÑOR,
    y que me enseñes a vivir con alegría, /y que me empujes a tratar personas para Ti,/ y que me dejes a mirarte a los ojos.
     
    QUIERO SER DE LOS TUYOS, SEÑOR,
    y escuchar tu Palabra para saber qué quieres de mí,/y participar de la Eucaristía para ser fuerte, / y rezar junto a Ti para no sentirme nunca solo.
     
    QUIERO SER DE LOS TUYOS, SEÑOR,
    y que me cambies en aquello que no es de tu agrado,/y que cambies mi corazón duro,/y que hagas de mí un testigo de tu reino en el mundo.
¡GRACIAS, SEÑOR 


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
El retablo de nuestra capilla del Santísimo, procedente de Santamera, renacentista, además del hueco para el sagrario, tiene en su cuadro central el relieve de San Roque. Sobre éste hay otro con la Virgen y el Niño y, a ambos lados del primero, dos pinturas en talla de dos evangelistas. En los relieves inferiores, un obispo y un diácono.