Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Al frente de los procesos de beatificación y de canonización, siempre está el llamado “postulador”, que comisionado por alguien solicita, en la curia romana, la elevación a los altares de algún católico. En el caso de nuestra Titular, fue el Padre Simeón de la Sagrada Familia O.C.D.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO XXV DEL TIEMPO ORDINARIO.  C
 
  1. MONICIÓN DE ENTRADA  
Haciendo un alto en los trabajos de la semana nos reunimos de nuevo en torno al altar, para escuchar la Palabra de Dios y renovar la fe y la esperanza. Necesitamos de este espacio que es la Eucaristía para guardar silencio en nosotros mismos, para sentirnos renovados y apoyados con el calor de los hermanos. Necesitamos gustar y compartir, sentirnos partícipes de un mismo proyecto de Amor que hemos de saber llevar a las demás personas allí donde estén: en el trabajo, en las organizaciones, en el tiempo libre... Que esta celebración, cumbre y fuente de nuestra vida cristiana, nos haga más y mejores testigos en el mundo del Amor de Dios. Sed todos bienvenidos.
 
2. ACTO PENITENCIAL
 
Al comienzo de esta celebración  hemos de pedir perdón de todas las actitudes y limitaciones que nos apartan de los hombres y de Dios Padre: 
  • Tú, que eres fuente de alegría, de entrega y de perdón. SEÑOR, TEN PIEDAD.
  • Tú, que nos brindas tu ayuda para todo compromiso en favor de la verdad y de la paz. CRISTO, TEN PIEDAD.
  • Tú, que acompañas sin cesar el deseo de las personas de alcanzar la esperanza y la justicia. SEÑOR, TEN PIEDAD.  
Oración: Tú, Señor, que siempre escuchas la oración de quienes acuden a ti; danos tu gracia y perdón por la entrega del mismo Jesús, Señor nuestro, que vive y reina
 
3. MONICION A LAS LECTURAS
Amós, un humilde pastor, es el profeta de la justicia social. Denuncia la injusticia de los ricos y la explotación del pobre. Advirtió a los hombres que Dios demanda honradez y justicia en sus negocios. San Pablo aconseja a su discípulo y colaborador Timoteo sobre la liturgia para que sea una auténtica plegaria de toda la comunidad. A continuación escucharemos la parábola del administrador infiel. Cristo la usó para exponer su doctrina sobre el uso de las riquezas y el dinero
 
4. ORACIÓN DE LOS FIELES
 
1. Para que todos los fieles de la Iglesia católica, bajo la cabeza del Papa Francisco,  sepamos dar testimonio de Cristo en medio de nuestro mundo, Roguemos al Señor.
2. Por los gobernantes de todas las naciones; para que sus esfuerzos por la paz y la justicia no sean en vano, Roguemos al Señor.
3. Por los responsables de la economía a escala mundial y nacional; para que procuren siempre el bien integral del ser humano, por encima de todos los otros bienes económicos, Roguemos al Señor.
4. Por nosotros; para que no caigamos en la tentación de la codicia y no se metalice nuestro corazón, Roguemos al Señor.
5.- Para que las actividades pastorales y de catequesis que se van a iniciar con el nuevo curso, sirvan para la mejora personal de todos los participantes, Roguemos al Señor
 
5. OFRENDAS
 
PAN Y VINO: Que estas ofrendas que hoy ponemos sobre tu altar, Señor, sean fruto de nuestra entrega y buenos deseos que queremos que mejores con tu presencia.
 
6.- ACCION DE GRACIAS  
Bendito seas, Dios Padre, por el aviso que hoy nos das por medio de Jesús a tus hijos queridos, los hijos de la luz, para que despertemos las enormes energías del Reino, sin ceder al cansancio y la inhibición, la rutina y el desaliento. 
Reconocemos, Señor, que no siempre actuamos como discípulos de Cristo, porque nos vence el apego a los bienes terrenos, la idolatría del dinero, la comodidad y el abstencionismo. 
Ten compasión de nosotros, Señor, y ayúdanos con tu gracia.
Enséñanos a usar los bienes perecederos de esta vida, invirtiéndolos con generosidad en nuestros hermanos necesitados, y ganándonos así amigos seguros en las moradas eternas.
Amén.


La “Virgen Madre” es paseada en andas por las calles de la parroquia. Las procesiones son manifestaciones públicas de nuestra fe. Son también muestras de nuestra devoción y de nuestro amor. Eso ocurre el último día de mayo, al salir con la Virgen nuestra Madre, rezando y cantando el Santo Rosario.
 
En el altar de nuestra acogedora capilla del Santísimo, el cual simboliza a Cristo sacerdote, se celebra la Eucaristía todos los sábados y días laborables. La Sagrada Eucaristía es centro de la vida de la parroquia y ha de serlo de la vida cristiana de los feligreses.