Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Corona de Adviento con cuatro velas que indican las cuatro semanas de que consta este tiempo litúrgico.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


 DOMINGO IV ORDINARIO B 

 

1. MONICION DE ENTRADA 

 

       En medio de tantas dificultades en los momentos presentes, es bueno que haya voces  que nos llamen a la esperanza y a la paz. ¿Qué sería de nuestro mundo sin personas que nos invitaran a la alegría? Pues bien, el Señor, por medio de los profetas, fue iluminando a su pueblo querido, y también  lo sigue haciendo con nosotros a través de su gran profeta Jesucristo. Nadie como El interpretó, anunció y habló con tanta autoridad. Pidamos al Señor que también nosotros pongamos algo de nuestra parte para ser luz de Dios en medio del mundo. Damos comienzo a la Eucaristía, reconociendo nuestros pecados. 

 

2. ACTO PENITENCIAL 

 

  • Dios es la sabiduría por excelencia. Porque preferimos fiarnos de los falsos criterios de los profetas del mundo: Señor, ten piedad. 
  • El Señor nos ofrece la libertad verdadera, es decir, nos invita a alejarnos de aquello que nos puede producir infelicidad. Porque no le hacemos caso: Cristo, ten piedad. 
  • Cristo, con sus obras y con sus palabras, nos demuestra que Dios hace obras grandes a través de El. Porque no nos fiamos totalmente de Dios: Señor, ten piedad. 

 

3. MONICION A LAS LECTURAS 

 

            Aunque no lo necesita, el Señor quiso contar con gente que fueran como ALTAVOCES que hablasen sus palabras y en su nombre. Moisés fue uno de ellos y, después de Moisés, vinieron muchos más hasta la llegada de Jesucristo. Pero, cuando Jesús comenzó a hablar, todos los que le escuchaban se quedaban admirados de que “su hablar” era distinto, que lo hacía con convencimiento y que Alguien le empujaba desde dentro. Escuchemos con atención estas lecturas. 

 

4. ORACION DE LOS FIELES 

 

  • Por la Iglesia, para que a pesar de tantas dificultades y de tanto materialismo siga hablando en nombre de Dios a un mundo que parece estar sordo a los valores del espíritu. Roguemos al Señor. 
  • Por los padres, para que nos enseñen la vida y doctrina de Jesús, y para que sean los primeros que hablen con autoridad y con el ejemplo. Roguemos al Señor. 
  • Por los sacerdotes, por los jóvenes que se preparan para ser curas, por la abundancia de sacerdotes, por las familias cristianas. Roguemos al Señor.
  •  Por los feligreses de esta parroquia, para que, allá donde estemos, demostremos que somos seguidores comprometidos de Cristo. Roguemos al Señor.
  • Por todos nosotros, para que seamos personas con palabra, para que hablemos menos y hagamos  más por la familia, los amigos y vecinos. Roguemos al Señor. 

 

5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS 

 

  • Con esta VARA queremos representar la figura de Moisés. Él guió a Israel por el desierto. Que también nosotros ayudemos a los que nos rodean a superar los momentos malos de la vida.
  • Con el PAN Y EL VINO traemos hasta el altar nuestro deseo de trabajar por el Reino de Dios. Que sea posible la paz y la fraternidad en el mundo. 

 

6. ORACION DESPUÉS DE LA COMUNIÓN 

 

HABLAME, SEÑOR, para que mis palabras sean también verdad y sinceridad.
HABLAME, SEÑOR, y todo lo negativo que hay en mí salga y desaparezca de mi vida. 
 
HABLAME, SEÑOR, para que, luego, yo recuerde y medite tus palabras; medite y pregone u mensaje. 
 
HABLAME, SEÑOR, para que, allá donde yo esté, haga algo por Ti, diga algo de Ti, renuncie a algo por TI. 

 

HABLAME, SEÑOR, para que nunca me canse de luchar; para que siempre anuncie tu Evangelio; para que, en todo momento, sea  instrumento de tu paz y de tu amor.

Amén



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
El retablo de nuestra capilla del Santísimo, procedente de Santamera, renacentista, además del hueco para el sagrario, tiene en su cuadro central el relieve de San Roque. Sobre éste hay otro con la Virgen y el Niño y, a ambos lados del primero, dos pinturas en talla de dos evangelistas. En los relieves inferiores, un obispo y un diácono.