Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

La custodia, en la que se coloca la Hostia consagrada, tiene su origen en el s. XIII, con ocasión de la institución del Corpus. La que puede verse es de nuestra parroquia, y fue adquirida el Año de la Eucaristía (octubre 2004 a 0ctubre de 2005) promovido por Juan Pablo II.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO III CUARESMA, A  
  1. Monición de entrada  
Poco a poco nos vamos acercando a la Semana Santa. ¿Tenemos ganas de subir con el Señor a la cruz? ¿Tenemos interés por escuchar su Palabra? En este domingo, Jesús nos ofrece un agua muy especial para calmar nuestra sed y, además, para vivir mejor como cristianos. El agua, que nosotros tomamos, nos sirve para aliviarnos en un determinado momento. Pero el agua que nos ofrece Jesús –que es AGUA DE VIDA ETERNA- nos servirá para entrar un día en el cielo.
Hoy también recordamos a S. José, aunque su fiesta litúrgica la celebremos mañana, para que cuide de nuestra Iglesia, de los padres de familia y de los sacerdotes. 
  1. Acto penitencial
  • Por las veces que sólo nos fijamos en lo exterior de las cosas, y olvidamos lo que es realmente importante. Señor, ten piedad.
  • Por las ocasiones que buscamos productos para embellecer el cuerpo, y abandonamos el cuidado de nuestra el alma. Cristo, ten piedad.
  • Por los momentos que buscamos soluciones para ser felices, y pasamos por alto que sólo Dios puede ofrecernos la verdadera felicidad. Señor, ten piedad  
3. Monición a las lecturas
Las lecturas de este tercer domingo de cuaresma nos invitan a poner a Dios en el centro de nuestra vida. Pero, además, nos harán caer en la cuenta de que el Señor viene a recuperar a las personas que, tal vez, no son bien consideradas o tratadas por la sociedad. Jesús, que es la fuente de agua viva, nos invita a tener sed de Dios, del Dios vivo.
 
4.- Oración de los fieles  
  • Para que la Iglesia sea siempre una fuente donde podamos beber los sacramentos, la Palabra de Dios y el silencio que nos lleve hasta El. Roguemos al Señor.
  • Para que nada, ni nadie, nos engañe, cuando nos ofrezca actividades o cosas que nos alejen del amor de Dios. Roguemos al Señor.
  • Para que con calma, como la mujer Samaritana, escuchemos al Señor y nos dejemos llevar por El. Roguemos al Señor.
  • Para que abramos el cántaro de nuestro corazón, y Dios pueda llenarlo de su agua viva que es su presencia, su Palabra y su Espíritu Santo. Roguemos al Señor.
  • Para que haya abundancia de sacerdotes que promuevan en nosotros la sed de seguir a Cristo y ser santos. Roguemos al Señor.
  • Para que todos nosotros sepamos llevar la alegría de nuestra fe, que es el agua que recibimos en nuestro Bautismo, a nuestra familia, amigos y conocidos. Roguemos al Señor.  
5.- Ofrendas  
  • Con esta jarra de barro, llena de agua clara como la del pozo de Jacob, queremos simbolizar nuestro interés por las cosas de Dios. Que sepamos reservar siempre un espacio, un día, el domingo, una oración para no perder nuestra amistad con el Señor.
  • Con el pan y el vino, traemos hasta el altar lo que luego, en la consagración, se hará el Cuerpo y la Sangre del Señor. Que nunca nos falte el PAN VIVO de la Eucaristía. 
6. ORACIÓN DESPUÉS DE COMULGAR
 
Cuando estamos perdidos,
Tú sales a nuestro encuentro.
Cuando estamos cansados,
Tú nos llevas al pozo de tu Eucaristía.
 
Cuando estamos desilusionados,
Tú nos llevas al pozo de tu alegría.
Cuando nos perdemos en nuestros pecados,
 
Tú nos conduces a tu perdón.
Cuando nos fijamos en lo exterior,
Tú nos indicas el camino hacia el corazón.
 
Cuando nos alejamos de Dios,
Tú nos hablas con tu presencia.
Cuando nos sentimos débiles y muertos,
Tú nos das vida con tu Espíritu Santo.
 
Cuando aparecen arrugas en nuestras almas,
Tú les das vida con tu amor
 

 

Fiesta de SAN JOSE, NUESTRO PADRE Y SEÑOR  
 
1.- MONICIÓN DE ENTRADA  
 
Al reunirnos hoy, en torno al altar para celebrar la fiesta del Esposo de la Santísima Virgen, queremos rendir homenaje a todos los esposos y padres de familia. A cuantos tienen una responsabilidad familiar. Y, a la vez, tenemos presentes en nuestra oración, la súplica a Dios Padre por los alumnos de Seminarios y sacerdotes, para que cuiden de los fieles a ellos confiados como lo hizo el santo Patriarca.
 
 
 
2.- ACTO PENITENCIAL  
 
  • Por las veces que no damos importancia a nuestra familia y a las demás, reconociendo, en ella, la célula primera de la sociedad, Señor, ten piedad
  • Por olvidarnos que cada familia cristiana, es una iglesia doméstica, que enseña y madura a sus hijos como cristianos, Cristo, ten piedad
  • Porque no enseñamos con fortaleza y coraje, que la unidad y la fidelidad de las familias, también es posible en nuestros días, Señor, ten piedad  
3.- MONICION A LAS LECTURAS  
 
 
Seguir con atención las lecturas de hoy, nos lleva a sintonizar con los sentimientos del corazón de la Virgen y José, ante la pérdida de Jesús en el templo de Jerusalén. Su interés en buscarle, es digno de imitación.
 
 
 
4 . ORACIÓN DE LOS FIELES
 
 
- Para que no falten en el Pueblo de Dios, Buenos Pastores, que guíen y apacienten a los católicos con sabiduría y santidad, roguemos al Señor
 
- Para que los legisladores civiles, respeten la vida familiar y promuevan leyes justas para defender a los inocentes, roguemos al Señor
 
- Para que los esposos cristianos, pierdan el miedo a la vida y acepten los planes de Dios sobre su familia, sabiendo que es un Padre providente, roguemos al Señor
 
- Para que contemplemos la figura de S. José como padre de familia, esposo y, sobre todo fiel servidor de Dios, roguemos al Señor
 
- Para que el mundo del trabajo, intelectual, manual o social, ponga su mirada en el trabajo con el espíritu de servicio que tuvo San José, roguemos al Señor
 
- Para que los Seminarios vuelvan a ser la escuela, el hogar numeroso, semillero de vocaciones sacerdotales, que fueron hace unos años, roguemos al Señor
 
- Para que las familias tengan ilusión de contar entre sus hijos, algunas personas que se dediquen por entero a Dios y a su Iglesia, roguemos al Señor  
 
5.- OFRENDAS  
 
Cartel del Día del Seminario:
 
Que la contemplación de este cartel nos urja a pedir al Señor vocaciones de sacerdotes,
 
 
 
Pan y vino:
 
Ofrecemos este pan y este vino, suplicando al Señor que el Pueblo cristiano tenga los sacerdotes suficientes y estos celebren los sacramentos con la dignidad de quien actúa en nombre de Jesucristo.
 
 
 
6. ORACIÓN FINAL ORACIÓN A SAN JOSÉ
 
 
 
Porque fue varón justo,/ le amó el Señor,
 
y dio el ciento por uno su labor.
 
 
 
El alba mensajera/ del sol de alegre brillo
 
conoce ese martillo/que suena en la madera.
 
 
 
La mano carpintera/ madruga a su quehacer,
 
y hay gracia antes que sol en el taller.
 
Cabeza de tu casa/ del que el Señor se fía,
 
por la carpintería/ la gloria entera pasa.
 
 
 
Tu mano se acompasa/ con Dios en la labor,
 
y alargas tú la mano del Señor.
 
 
 
Y, pues el mundo entero/ te mira y se pregunta,
 
di tú como se junta/ ser santo y carpintero,
 
la gloria y el madero,/ la gracia y el afán,
 
tener propicio a Dios y escaso el pan. Amén 


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
No podía faltar en nuestro templo el vía crucis, la representación del camino de Jesús hacia la cruz. Consta de quince estaciones, pues a las catorce tradicionales se ha añadido la de la resurrección. Cristo no terminó con la cruz, venció la muerte resucitando al tercer día.