Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

El párroco con unos hermanos y un grupo de feligreses posan en la puerta del convento, después de haberlo visitado, haber rezado ante el cuerpo de la Beata María de Jesús y haber hablado un largo rato, en el locutorio, con la priora y otra monja de la comunidad.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS. 

  1. MONICION DE ENTRADA 

       Hermanos, sed bien venidos a esta Eucaristía. Hoy es un día muy especial para mirar hacia el cielo. Porque, cerca de Dios, están miles y miles de personas que, por lo que hicieron y dijeron, han llegado a ser santos. Es decir: fueron un reflejo de Dios mientras estuvieron en la tierra. Hoy, el ser santo, no está muy de moda. Preferimos ser vulgares, cobardes, no sufrir, no trabajar por la justicia. ¿Viviendo de esa manera, podremos gozar de la presencia del Señor en el cielo?

       Que esta Eucaristía sea una Acción de Gracias a Dios por tantas personas que han creído en El, y que han dejado con su vida un testimonio vivo de su presencia en el mundo. Intentemos parecernos a ellos.  Nos ponemos de pie y cantamos. 

  1. ACTO PENITENCIAL 

  • Dios es santo y nos invita a la santidad; porque no nos esforzamos por serlo. Señor, ten piedad.

  • La verdadera felicidad está en la santidad; porque nos entretenemos por los caminos del odio, del tener o del aparentar, que nos impiden ser santos. Cristo, ten piedad.

  • Sólo, con Dios, podemos llegar a ser perfectos como Él quiere. Porque contamos poco con Él, y con su Madre, la Virgen, para ser buenos hijos de Dios, Señor, ten piedad. 

  1. MONICION A LAS LECTURAS 

      Las lecturas de hoy son una llamada a dar alabanza a Dios que está en los cielos. Con los Santos, que cumplieron la voluntad del Señor, decimos que no hay nadie ni nada como El. Que nos sentamos elegidos por Dios y, sobre todo, que las bienaventuranzas nos indiquen el sendero que hemos de elegir para llegar a la meta de la santidad.

                Escuchemos con mucha atención. 

  1. ORACION DE LOS FIELES 

  • Por el Papa y sus colaboradores, para que su doctrina y enseñanza, sobre la santidad, cale en los corazones de los fieles. Roguemos al Señor

  • Para que los católicos, guiados por la Palabra de Dios, sean un signo vivo y real de la presencia de Dios en medio del mundo. Roguemos al Señor.

  • Por los católicos que en su ambiente de trabajo o diversión, encuentran dificultades para su fe, para que Dios les dé mucha fortaleza. Roguemos al Señor.

  • Por tantos cristianos que mueren por su fe, para que estemos orgullosos de ellos y para que se encuentren entre los santos que hoy celebramos. Roguemos al Señor.

  • Por todos los llamados al sacerdocio, o a una vida de entrega a Dios, para que nos ayuden, con su palabra y testimonio, a ser santos. Roguemos al Señor.

  • Para que todos los que celebramos esta Eucaristía encontremos, en el seguimiento de Cristo, el secreto para ser felices de verdad. Roguemos al Señor. 

  1. OFRENDAS 

    Con el pan y con el vino, traemos hasta el altar, lo que nos da fuerza para cumplir con ilusión las exigencias del Evangelio. Que nunca nos falte el amor ni el poder de Dios. 

  1. ORACION 

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque no entiendo muchas cosas.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque lloro por lo que ocurre en el mundo.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque me dicen que no tenga sentimientos.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque me cuesta seguir tu camino.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque cuesta luchar contra la violencia.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque a veces se ríen de mí.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque me cuesta defenderte.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque a veces no soy santo.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque no me gusta que me insulten.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    Aunque no siempre doy la cara por Ti.

    SOY FELIZ, SEÑOR,

    CONTIGO SOY FELIZ. 

    Javier Leoz

DOMINGO XXXI DEL TIEMPO ORDINARIO, CICLO A. 

          FESTIVIDAD DE LOS FIELES DIFUNTOS 

1.MONICIÓN DE ENTRADA 

            Hermanos: os saludamos cordialmente en este primer domingo del mes de Noviembre, mes de los santos, en el que hemos invocamos a los amigos de Dios que gozan de su presencia e imploramos su ayuda, a la par que encomendamos las almas de nuestros fieles difuntos.

            Este día, nos recuerda que estamos aquí en la tierra de paso y el Señor nos presenta la esperanza del cielo, para que habitemos con él para siempre. Una vez más, la Palabra de Dios nos habla de la presencia y el amor de Dios hacia nosotros. Agradecidos por todo lo que el Señor nos está dando a lo largo de este Año litúrgico, y, en concreto, por lo que quiere darnos hoy, participemos con alegría y buenos propósitos 

2.      ACTO PENITENCIAL 

  • Porque amas a todos los hombres y nosotros no te correspondemos: Señor, ten piedad.
  • Porque no damos a Dios la gloria que le debemos: Cristo, ten piedad
  • Porque el Hijo del Hombre vino a salvar lo que estaba perdido: Señor, ten piedad. 

3.      MONICIÓN A LAS LECTURAS 

        Hemos de escuchar la Palabra de Dios con muchísima atención para enterarnos bien de lo que Dios quiere decirnos esta mañana, con el deseo de asimilarla  y, con el firme propósito de vivirla en nuestras circunstancias concretas.

          Mientras encontramos la realidad del dolor  y de la muerte, Cristo se nos presenta como Vida, que nos enseña el Camino de la Verdad. Y como Cristo resucitó, nosotros, también lo haremos.

        Escuchemos, meditemos y saquemos propósitos.  

4.      ORACIÓN DE LOS FIELES 

  • Por la Iglesia de Dios, para que siempre busque a los pecadores y les perdone: Roguemos al Señor.
  • Por los gobernantes, para que agoten todos los esfuerzos y recursos para conservar sano el ambiente y la naturaleza que Dios nos ha regalado y es reflejo de su amor y belleza:   Roguemos al Señor.
  • Por los que viven alejados de Dios, para que escuchen la Palabra de Dios, se arrepientan y respondan a la gracia, que Dios les concede, con una conversión personal: Roguemos al Señor.
  • Por los jóvenes, sea cual sea su modo de vivir, para que sean capaces de descubrir que vale la pena seguir a Cristo, porque sólo Él es capaz de  hacerles felices: Roguemos al Señor

  • Por nosotros, aquí presentes, para que no prestemos atención a los falsos profetas modernos y permanezcamos fieles a nuestra vocación cristiana y al mensaje de Cristo enseñado por la Iglesia: Roguemos al Señor.

  • Por todas nuestras intenciones difuntas: familiares, amigos y conocidos, para que encuentren en la Misericordia divina, el pago de sus buenas obras pronto en el cielo, junto a  Santa María, Roguemos al Señor 

  1. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS 

    Pan y vino: Como siempre que celebramos la Eucaristía, también hoy presentamos el vino y el pan, para que se conviertan por la consagración en el Cuerpo y Sangre del Señor, igual que ocurrió, por primera vez, en la Última Cena. 

  1. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN 

    Te adoramos y te glorificamos,

    Padre omnipotente, rico en gracia y misericordia.

    Te pedimos conocer y comprender a tu Hijo Jesús como el Mesías,

    Hijo de David, heredero de su trono,

    Rey de Reyes, Señor de los Señores,

    así como poderlo amar y adorar como Dios

    y seguirlo como el Salvador de la humanidad.

    Haz que fijemos nuestros ojos en Él  y lo contemplemos,

    para poder conocerte y entenderte a Ti,

    oh Padre amadísimo y justísimo,

    y el amor con que has amado al mundo desde el principio,

    amor que se dirige a todos los hombres de la tierra

    y que envuelve también nuestra misión.

    Te lo pedimos oh Padre, por tu Hijo Jesucristo, Nuestro Señor,

    en la unidad del Espíritu Santo Amén. 

    (Cardenal Carlo María Martini S.J.)

     



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
Pude verse uno de los cálices y una de las patenas de nuestra parroquia, objetos sagrados, con los que ofrecemos el pan y el vino en la Misa, y que, con la consagración, se convierten en el Cuerpo y Sangre del Señor, que después comulgamos.