Tema tiempo ordinario verano
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

En el altar de nuestra acogedora capilla del Santísimo, el cual simboliza a Cristo sacerdote, se celebra la Eucaristía todos los sábados y días laborables. La Sagrada Eucaristía es centro de la vida de la parroquia y ha de serlo de la vida cristiana de los feligreses.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO DE LA SANTISIMA TRINIDAD A
 
Monición de entrada 
Sed bienvenidos a la celebración que pone fin a las fiestas de Pascua. Con el recuerdo, tan vivo, de los acontecimientos que hemos tenido en el mundo. Desde la experiencia de nuestra fragilidad. Volvemos nuestros ojos a Dios para encontrar ánimo, perder el miedo y alimentar la esperanza. Dios es Amor en comunidad. Vamos a proclamarlo.
Canción: https://www.youtube.com/watch?v=4G3scN4E9GM
 
Saludo
Que el Dios de Jesús, Padre bueno, Hijo y hermano nuestro, Espíritu y aire nuevo. Esté con todos nosotros.
 
Acto Penitencial
Reconocemos, Dios, nuestra realidad humana que es más frágil de lo que decimos, aunque no queramos verlo en lo que hacemos.
 
-Tú, Padre bueno, que nos conoces y nos comprendes, ábrenos los ojos para descubrir nuestra condición limitada y frágil. Señor, ten piedad.
-Tú, Jesús, Hijo del Padre, que nos anuncias el perdón y nos traes la esperanza. Cristo, ten piedad.
-Tú, Espíritu del Amor, que nos infundes ánimo para superar nuestros miedos y nos haces confiar. Señor, ten piedad.
 
Dios, siempre nos hace vivir este momento de perdón, de reconciliación con nosotros y de confianza en Él.
 
Monición a la Primera lectura 
Moisés representa la necesidad que tenemos de disponer de referencias normativas que nos sirvan de apoyo para la convivencia. La Ley es muy importante para la vida en sociedad, garantiza el respeto y la libertad. Pero hace falta más, es necesario alimentar la compasión y la comprensión porque nadie es perfecto. Dios mismo es compasivo y nos comprende.
 
ÉXODO 34,4b-6. 8-9
En aquellos días, Moisés subió de madrugada al monte Sinaí, como le había mandado el Señor, llevando en la mano las dos tablas de piedra. El Señor bajó en la nube y se quedó con él allí, y Moisés pronunció el nombre del Señor. El Señor pasó ante él proclamando: «Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad». Moisés, al momento, se inclinó y se echó por tierra. Y le dijo: «Si he obtenido tu favor, que mi Señor vaya con nosotros, aunque ése es un pueblo de cerviz dura; perdona nuestras culpas y pecados y tómanos como heredad tuya».
 
Salmo Responsorial (Dan 3)
A ti gloria y alabanza por los siglos. https://www.youtube.com/watch?v=cwBC8tVqqhI
 
Monición a la Segunda Lectura
La alegría profunda se vive en los ambientes de confianza, allí donde las personas se acogen y aceptan con sus defectos y limitaciones. Eso es propio de la familia. Es lo que Pablo nos dice, que vivamos formando una familia como signo de lo que puede ser el mundo.
 
II CORINTIOS 13,11-13
Hermanos: Alegraos, enmendaos, animaos; tened un mismo sentir y vivid en paz. Y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros. Saludaos mutuamente con el beso ritual. Os saludan todos los santos. La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté siempre con todos vosotros.
 
Aleluya: https://www.youtube.com/watch?v=5DRSyomB1hM
 
Monición a la Lectura Evangélica
Dios no es un juez que se frota las manos esperando la hora de tenernos delante para juzgarnos. Dios es el Padre que quiere lo mejor para sus hijos y trata de ayudarnos, incluso cuando no hacemos lo que a Él le parece mejor. Hay hijos que se enfadan con Él. Dios siempre espera para ayudar, nunca para juzgar y condenar. Para eso envió a Jesús.
 
JUAN 3,16-18
Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.
 
Oración de los fieles
A ti, Dios comunidad de amor, nos dirigimos desde esta otra comunidad humana en donde el amor no tiene los mismos matices de buscar el bien de todos.
 
-Para que los creyentes seamos portavoces del perdón, de la misericordia y de la compasión con que nos miras. Roguemos al Señor.
-Para que después de la experiencia tremenda que ha vivido nuestro mundo cultivemos más la confianza en un Dios que está entre nosotros. Roguemos al Señor.
-Para que los jóvenes descubran que la vida es pasajera y que la enfermedad y la muerte están entre nosotros, pero podemos vivir y Dios nos acompaña. Roguemos al Señor.
-Para que valoremos a nuestros mayores, veamos a los que no tienen ni cuentan, apoyemos a los débiles y echemos una mano a los necesitados. Roguemos al Señor.
-Para que asumamos el proyecto de construir una familia humana más unida y solidaria. Roguemos al Señor. 
 
Escucha nuestra oración, Señor, después de haber experimentado que te necesitamos para aceptar nuestra debilidad y para corregir nuestros proyectos. Por Jesucristo Nuestro Señor.
 
Oración del Papa Francisco para rezar por los afectados por el coronavirus
“Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.
Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.
Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.
Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Amén
Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, oh Virgen gloriosa y bendita”.
 
Despedida 
Que salgamos con el convencimiento de hablar con esperanza a nuestros paisanos y vecinos para que recuperen la alegría de la vida sin olvidar la experiencia de fragilidad que hemos vivido.
 
Canción: https://www.youtube.com/watch?v=1vaXH9XOY-8


Al contemplar la firma de la Beata María de Jesús, conviene saber que Santa Teresa admiraba el talento de de su hija María de Jesús, a la que consultaba asuntos de importancia. La Beata, por obediencia, contestaba y la Santa quedaba admirada. En una de estas ocasiones, la llamó “mi letradillo”.
Leer más
 
Benedicto XVI es el sucesor de San Pedro y, por ello, Vicario de Cristo en la tierra. El amor a Cristo y a la Iglesia no pueden darse sin amor afectivo y efectivo al Papa de cada momento histórico. Queremos vivir la plena comunión con el Santo Padre.