Tema tiempo ordinario verano
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Santa Teresa, la andariega, visitaba sus conventos. El cuadro recoge las veces que estuvo en Toledo. Había fundado e inaugurado un convento en Malagón. Desde allí, se trasladó a Toledo, a donde llegó enferma. Era el año 1568. Y, tras una corta estancia en Escalona, regresó a Ávila.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO, CICLO C 

1. Monición de entrada 

   Hermanas y hermanos: os deseamos un buen Día del Señor, lleno de la paz y de la alegría de Cristo resucitado. Estamos celebrando el décimo tercer domingo del tiempo ordinario. Como los profetas, Cristo nos invita a seguirle. Su camino hacia Jerusalén fue camino hacia su muerte, a donde se dirigió voluntariamente. Tampoco nuestro camino es fácil, pues tenemos que pasar mucho, mientras caminamos. Para seguir a Cristo, el único camino hacia la libertad perfecta es la Cruz, es cargar y amar la Cruz de cada día, como el propio Jesús nos enseñó.   

2. Acto penitencial 

  • Tú que elegiste profetas y apóstoles: Señor, ten piedad.
  • Tú que nos enseñas el sendero de la vida, que es tu cruz: Cristo, ten piedad.
  • Tú que, ante tus llamadas, nos invitas a responder con generosidad: Señor, ten piedad. 

3. Monición a las lecturas 

   La vocación de Eliseo, narrada en la primera lectura, es semejante a cualquier llamada de Dios. Eliseo respondió a su vocación y continuó la misión de Elías. La segunda lectura nos enseña que Cristo nos ha liberado, dándonos la verdadera libertad, que se expresa, y alcanza su plenitud, en la disponibilidad para la gracia de Dios y para cumplir su voluntad. Por su parte, el evangelio nos enseña con claridad que los que quieran seguir a Cristo tienen que desprenderse de los bienes materiales y romper las ataduras con el pasado, en el caso de que fuesen obstáculo.  Escuchemos con atención. 

4. Oración de los fieles 

  • Por el Papa Francisco y por la iglesia, para que sean fieles a Cristo y a su Evangelio. Roguemos al Señor.
  • Por todos los misioneros y por todos los evangelizadores que sufren por el Reino de Dios, para que reciban el consuelo y el premio de Dios. Roguemos al Señor.
  • Por los que gobiernan las naciones, para que respeten la libertad de los hijos de Dios y promuevan la paz y la justicia. Roguemos al Señor.
  • Por los jóvenes, para que respondan con generosidad a la llamada  del  Señor a servir a la iglesia como sacerdotes y religiosos. Roguemos al Señor.
  • Por cada uno de nosotros y por nuestras intenciones, para que nos sintamos animados a caminar siempre con Cristo y a anunciarlo a nuestro mundo moderno. Roguemos al Señor.

5. Presentación de las ofrendas

  • El pan y el vino que ahora te presentamos, fruto del trabajo del hombre, se van a convertir en el Cuerpo y la Sangre del Cristo. Que, con la fuerza de este alimento divino, convirtamos siempre nuestro trabajo en medio de santificación.

6. Oración después de la Comunión 

Padre nuestro que, por medio de tu Espíritu,
derramas sobre nosotros abundantes dones.
Te alabamos y te bendecimos,
porque nos diste el don de ser tus hijos y
de participar de tu naturaleza divina.
 
Con alegría te damos gracias por nuestra vocación cristiana,
y por todos los que han escuchado tu voz,
y te han seguido con prontitud y generosidad.
Concede a tu Iglesia abundancia de sacerdotes
verdaderamente santos. 
 
Danos, Señor Jesús, hambre y sed de fidelidad
delicada y constante, para seguirte siempre con firmeza ,
hasta la meta final de la pascua eterna.
 
Para eso, fortalécenos con tu Espíritu  divino,
y quema con su fuego nuestra escoria,
nuestros miedos, nuestra tibieza y nuestros egoísmos.
Queremos ser testigos fieles de tu Evangelio en nuestro
 mundo, que está vacío de amor y de esperanza.
Amén.


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
La Beata María de Jesús favorecida con una tierna visión del Niño Jesús, que desprendiéndose de las manos de una estatua de San José (conservada aún en el convento) vino a regalarse entre sus brazos.
Leer más