Tema tiempo ordinario verano
Caritas - Generosidad y Gratuidad en Caritas.

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

A esta imagen de la Virgen, la llamamos “Virgen Madre”. En el niño que lleva en los brazos, nos vemos representados todos los feligreses. Nuestras palabras se quedan cortas para expresar el amor que nos tiene. Nuestro amor hacia Ella ha de ser grande.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


GENEROSIDAD Y GRATUIDAD EN CÁRITAS

 

  Por Alfonso Martínez Sanz

 

         En Cáritas hay que actuar siempre con  g e n e r o s i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      Se da aun aquello que se necesita.

2.      Nos hacemos presentes donde más cuesta.

3.      Se acoge a los que nadie quiere.

4.      No se regatea tiempo ni trabajo en la entrega.

5.      Siempre se pone buena cara, aunque cueste.

 

     En Cáritas hay que actuar, ordinariamente, con  g r a t u i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      No se busca recompensa, ni material, ni psicologico-espiritual.

2.      No se hacen las cosas para que:

 

·        Nos vean.

·        Nos quieran.

·        Nos aplaudan.

·        Nos recompensen.

·        Hablen de nosotros.

 

Debido a la ignorancia o a la debilidad, el ejercicio de nuestra caridad:

 

1.      Se quedará corto.

2.      No llegará a las exigencias de los pobres.

3.      Ni a la urgencia de Cristo.

 

Por esa razón, siempre hay que estar abiertos a:

 

1.      La superación.

2.      La conversión, especialmente, en cuaresma.  



La Beata María de Jesús, cuya imagen puede verse, es la Titular de nuestra parroquia. Nacida en Tartanedo y educada en Molina de Aragón, pueblos de nuestra diócesis, ingresó en el Carmelo de Toledo. De ella, siendo novicia, diría Santa Teresa: “María de Jesús, no será santa, es ya santa”.
 
Se encuentra este crucifijo en el presbiterio de nuestro templo. Nos recuerda el sacrificio cruento de Cristo en la cruz, ofrecido a Dios Padre por todos los hombres. Cada vez que se celebra la Santa Misa, este sacrificio se renueva incruentamente y se hace presente sobre el altar.