Tema por defecto
Caritas - Generosidad y Gratuidad en Caritas.

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Santa Teresa, la andariega, visitaba sus conventos. El cuadro recoge las veces que estuvo en Toledo. Había fundado e inaugurado un convento en Malagón. Desde allí, se trasladó a Toledo, a donde llegó enferma. Era el año 1568. Y, tras una corta estancia en Escalona, regresó a Ávila.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


GENEROSIDAD Y GRATUIDAD EN CÁRITAS

 

  Por Alfonso Martínez Sanz

 

         En Cáritas hay que actuar siempre con  g e n e r o s i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      Se da aun aquello que se necesita.

2.      Nos hacemos presentes donde más cuesta.

3.      Se acoge a los que nadie quiere.

4.      No se regatea tiempo ni trabajo en la entrega.

5.      Siempre se pone buena cara, aunque cueste.

 

     En Cáritas hay que actuar, ordinariamente, con  g r a t u i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      No se busca recompensa, ni material, ni psicologico-espiritual.

2.      No se hacen las cosas para que:

 

·        Nos vean.

·        Nos quieran.

·        Nos aplaudan.

·        Nos recompensen.

·        Hablen de nosotros.

 

Debido a la ignorancia o a la debilidad, el ejercicio de nuestra caridad:

 

1.      Se quedará corto.

2.      No llegará a las exigencias de los pobres.

3.      Ni a la urgencia de Cristo.

 

Por esa razón, siempre hay que estar abiertos a:

 

1.      La superación.

2.      La conversión, especialmente, en cuaresma.  



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
El agua bendita es uno de los sacramentales –no sacramento- que hay en la Iglesia, a la que Santa Teresa le tenía mucha devoción. Con el hisopo, que se está viendo, el sacerdote rocía y bendice al pueblo de Dios, a los difuntos, a los campos, a objetos…