Tema por defecto
Catequesis - Apuntes del Catequista

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

La Beata María de Jesús, cuya imagen puede verse, es la Titular de nuestra parroquia. Nacida en Tartanedo y educada en Molina de Aragón, pueblos de nuestra diócesis, ingresó en el Carmelo de Toledo. De ella, siendo novicia, diría Santa Teresa: “María de Jesús, no será santa, es ya santa”.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


Apuntes del Catequista

                                                  Por Lupita Vital

Apuntes del Catequista


Al ser catequista, tienes una misión muy grande de que los niños/ñas y los adultos conozcan a Cristo. Él te invita a que seas su apóstol, su amigo. Lee con entusiasmo y prepárate para conocerlo mejor. Dios te ama.

Algunos medios para adquirir y aumentar nuestro conocimiento y amor a Jesús.

  1. Antes de comenzar tu clase, pedirle a Dios su luz para que tu mensaje sea claro y vivo.
  2. Asistir a Misa los Domingos o, si puedes, durante la semana participando con alegría en ella.
  3. Comulgar con frecuencia, al menos cada, Domingo y, sobre todo, con respeto.
  4. Pedirle a Dios cada día por los catequizandos (ya sean niños/as o adultos ).
  5. Leer, leer y leer la biblia, libros, revistas y los textos apropiados para el curso.
  6. Asistir a las reuniones de catequesis que te ayuden a preparar mejor tus catequesis.
  7. Si estas asistiendo a la Escurela xde Catequesis, no faltar a las sesiones.

Es indispensable la generosidad del catequista para poder llevar suavemente las dificultades de la catequesis. Tenemos que ser realistas y darnos cuenta de que no basta una mera apariencia de amor a Dios, porque vendrán momentos de prueba que sólo lo superará el que verdaderamente quiere ser catequista.

Se Necesita,

  • Una paciencia a toda prueba.
  • Una perseverancia generosa y alegre.
  • Una puntualidad militar: nada de que hay llegar cuando pueda.

Una paciencia a toda prueba;


El niño/ña por su misma edad es irreflexivo y, por lo tanto, inquieto, juguetón, distraído y mucho más cuando está en grupo. El/la catequista debe darse cuenta que eso es natural del niño/ña y debe preocuparse por hacerle interesante la sesión de catequesis. Equivocadísimo estaría si se llenara de ira  para enseñar la catequesis " Mas moscas se cazan con una gota de miel, que con un barril de vinagre". La paciencia alegre y generosa será el mejor medio de llevar a los catequizandos a Dios.

Una perseverancia generosa;


Es la perseverancia una virtud difícil a la que con frecuencia se falta. El mismo Cristo dijo que sólo el que persevera, hasta el fin, será salvo: San Juan 15,4. Conocía bien la inconstancia del ser humano. El catequista, al principio, suele darse con entusiasmo, pero poco después son muchos los peros que encuentra:


Que hay un paseo y los amigos invitan.
Que hay un encuentro de fútbol.
Que quiere ir fuera de la ciudad.
Que los niños/ñas y adultos son muy latosos.
Que está haciendo mucho frío o que esta lloviendo 
Que trabaja dos turnos y está muy cansado/da y no puede asistir.

Así que el sacerdote vea quë hacer con los niños/ñas, o que busquen otro grupo.

Puntualidad militar:


Los Hispanos tienen la mala fama de ser impuntuales; y con razón, ya que los hechos dan testimonio de ello. Los catequistas deben ser puntuales, trabajar contra ese defecto y estar a tiempo para atender a sus catequizandos. Amor a la catequesis a toda prueba. Los catequistas son responsables de educar cristianamente a los niños/ñas, a los adultos etc. Y por eso deben ganarse el corazón de los mismos. El amor a sus catequizandos debe ser:

Sobrenatural
Universal
Imparcial
Paciente
Suave
Alegre

Sobrenatural


El/la catequista debe amar a Dios en sus catequizandos, puesto que el Señor se los ha dado para que los instruya para Él. Si hace esto así, su amor será duradero, porque el amor natural dura poco.

Imparcial


Es decir, sin preferencias. Para esto ha de prescindir de las cualidades naturales de los catequizandos y, en caso de mostrar alguna preferencia, ha de ser por los más atrasados y los que más sufren de incomprensiones, en sus casas, con sus padres, y en escuelas, ya que los niños(as) pasan mucho tiempo solos.

Suave


Es decir, que los catequistas deben tratar a sus catequizandos con dulzura, amabilidad y condescendencia, en lo que se oponga a la disciplina y al fin de la catequesis. A los catequizandos les desalienta el tono áspero, los modales bruscos y la dureza les hace perder la confianza.

Alegre


Es decir, que el/la catequista desempeñe gustoso(sa) su misión, porque éste es el principal recurso para hacer agradable la catequesis. Es San agustín quien propone como recurso principal para hacer agradable la enseñanza, el gusto y contento que la/el catequista desempeña su ministerio.

San Pablo nos dice también que Dios ama al que da con alegría. Romanos 14,17. Romanos 12,12.
Los catequizandos necesitan gozo, alegría, sonrisas, sobre todo los que más sufren.

Anhelo de la propia formación

  1. De la formación espiritual. Esta formación es indispensable para poder hablar con sinceridad del amor a Dios, puesto que nadie da lo que no tiene.
  2. De la formación doctrinal y pedagógica. Esta formación tiene por fin la adquisición de las cualidades profesionales del catequista. Como medios mas aptos para obtenerla señalaremos los siguientes:


Asistencia a catequesis bien organizadas, observando lo que en ellas se hace.
Asistencia a la Escuela Diocesana.
Círculo
s de estudio y por supuesto poniendo a prueba lo que se aprende.

La Misión del Catequista


El/la catequista no es un profesor dentro del gran número de maestros que forman la mente de sus catequizandos. Es mucho más, porque no sólo comunica a la inteligencia las verdades que son fruto de la investigación humana, sino que participa de la Misión Profética de la Iglesia, y por este motivo tiene la misión de:

Trasmitir el mensaje cristiano


El mensaje cristiano es la revelación de Dios. Dios nos ha hablado, nos ha comunicado su vida por medio de Cristo haciéndonos sus hijos/hijas, herederos/ras de la vida eterna.

Dar Testimonio


El /la catequista debe estar convencido/da, por la aceptación personal de la fe, de la palabra de Dios, que esta transmitiendo; y esta palabra de Dios debe ser la que guíe todo su modo de pensar y de ser en las circunstancias diarias de su vida, de tal manera que los catequizandos puedan percibir en sus palabras y actitudes, que Dios se refleja por sus virtudes y cualidades que con la gracia de Dios debe practicar el/la catequista y que constituyen el éxito real de su apostolado. La oración, la caridad, el amor, y la fidelidad a la iglesia, la generosidad, la humildad, la jovialidad, la lealtad, la resolución y la perseverancia. Cristo enviado por el Padre, es la fuente y origen de todo el apostolado de la iglesia. Es por esto que la fecundidad del apostolado depende de la unión vital que se tenga con Cristo. Cristo mismo lo afirma. EL QUE PERMANECE EN MI Y YO EN EL DA MUCHO FRUTO. San Juan 15,1. Y tu catequista, tu misión es dar mucho fruto y permanecer con Cristo para darlo a los demás. Estas de acuerdo? ... Claro que sí, Cristo esta contigo y tu con El!

Las Finalidades de la Catequesis


Qué es el catequesis?
A primera vista parece una enseñanza como tantas otras, pero la enseñanza de la catequesis se distingue radicalmente de cualquiera otra, porque la catequesis ENSEÑA A DIOS, llamada que exige la respuesta de una Fe viva. Fe que es conversión y entrega. Por eso la catequesis debe ser:

Biblica


Transmisión fiel de la palabra de Dios, única capaz de suscitar la fe en el corazón del hombre y de la mujer y provocar una conversión.

Que trasmita su mensaje


Pues se dirige al hombre y la mujer y exige respuesta, hay que trasmitir una doctrina, si, pero que haga brotar la vida.

Litúrgica


En la liturgia es donde los catequizandos pueden vivir plenamente el mensaje recibido, ya que se puede decir que la liturgia es hacer vida la palabra de Dios, nuestra catequesis ha de llevar, por lo tanto, al catequizando a una participación activa y consciente en la vida SACRAMENTAL, (sacramentos) y prepararlo para celebrar el Misterio Pascual en la Misa y en la vida. No olvidar que la Liturgia es el corazón de la catequesis.

Testimonial


Presentar el mensaje encarnado o vivido por algún hermano/hermana nuestro. El catequizando se dará cuenta de como se puede vivir el mensaje, y que no es algo imposible. La catequesis ha de llevarse a cabo en el más estrecho contacto con la comunidad parroquial, donde los catequizandos han de encontrar al Cristo vivo y su fe que trata de desarrollarse encuentre el apoyo de la fe de la comunidad entera.

 



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
La “Virgen Madre” es paseada en andas por las calles de la parroquia. Las procesiones son manifestaciones públicas de nuestra fe. Son también muestras de nuestra devoción y de nuestro amor. Eso ocurre el último día de mayo, al salir con la Virgen nuestra Madre, rezando y cantando el Santo Rosario.