Cuaresma
Matrimonio - Noviazgo

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

La foto que está delante fue tomada en uno de los Festivales de Navidad, que la parroquia y su Grupo Scout Alveus viene celebrando desde hace varios años. Durante el mismo, hay distintas intervenciones que ayudan a fomentar el espíritu navideño y el calor de hogar.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


NOVIAZGO

 

Respuestas del padre Jordi Rivero

En esta página
¿Como escoger novio/a?
¿Hasta donde las caricias?
Lo conocí por Internet
No puedo cambiarlo
¿Casarse por segunda vez?
Enamorada de un hombre casado
¿Es pecado casarse fuera de la Iglesia?
¿Hoy por lo civil, después por la Iglesia?
Casarse de repente y sin testigos
Mi novia es atea, ¿que puedo hacer? 

¿Como escoger novio?
Respuesta:
Hay varias cosas que un cristiano debe considerar indispensables ANTES de entrar en un noviazgo:

1: Que ambos estén libres para casarse. Por ejemplo, no está libre quien ya ha contraído un matrimonio canónicamente válido o quien tiene problemas psicológicos que le impiden asumir responsabilidades o quienes tienen vínculos cercanos de sangre.

2: Que compartan de corazón la fe. No es suficiente que el otro tolere la fe. Lo ideal es que ambos tengan una profunda comunión de fe ya que es lo mas importante en la vida. La fe debe aplicarse en la moral.
San Pablo escribe:
¡No unciros en yugo desigual con los infieles! Pues ¿qué relación hay entre la justicia y la iniquidad? ¿Qué unión entre la luz y las tinieblas? II Corintios 6,14.

3: Estar profundamente enamorados. Es una realidad que envuelve a la persona completa, cuerpo y alma. Es un aspecto esencial pero no es suficiente por si solo. 

4. Edades cercanas entre si y madurez.

5. Pedir al Señor su guía, vivir en gracia de Dios y estar sinceramente dispuestos a obedecerle. Si no puede ser un matrimonio como Dios manda, estar dispuestos a no entrar en el. 

Hay otros factores que ayudan, como tener un nivel de cultura similar y esperar un tiempo prudente. 

Alguien podría objetar que siguiendo estos requisitos nunca se podría casar. Es posible. Los cristianos optamos por un camino estrecho y seremos probados. Pero mejor es no casarse que casarse mal.  

¿Hasta donde las caricias?
Hola. Soy una joven católica atormentada por tentaciones sexuales. No he tenido relaciones sexuales respeto a Dios y quiero conservarme para el matrimonio. Pero me es muy difícil saber como debo de limitar las caricias dentro del noviazgo. El problema es que en la actualidad con quien salgas se cree que es normal cualquier cosa. Dicen que estoy pasada de moda.

RESPUESTA

Es cierto que el mundo no nos ayuda a vivir la pureza.
La batalla solo se puede ganar si sabemos que Dios nos ama y nos decidimos a confiar en El.
Jesús esta comprometido con nuestra salvación. El no nos faltará. Pero hay que ser valiente. Si estamos sometidos a las condiciones impuestas por el enemigo no podemos ganar. Nos sometemos a sus condiciones cuando nos da pena ser católicos, nos da pena ser diferentes que los demás, queremos no caer pecado pero al mismo tiempo cedemos a las actitudes de pecado que nos rodean.

Debes tomar una decisión fundamental sobre tu identidad y tus propósitos.  Decídete: "Quiero ser toda de Dios. Quiero ir al cielo y llevar a otros con mi ejemplo.  Quiero entonces renunciar a todo lo que se opone a la voluntad de Dios y no jugar con fuego".  Te dirán: "Pero todo el mundo lo hace" Tu responde: "Yo no soy todo el mundo. No sigo la corriente sino a Jesucristo".

Entonces cada día te levantas, alabas a Dios y te dedicas a lo que debes hacer ese día con una profunda fe y disciplina. Cada día orientas tu día hacia el Señor, teniendo tu tiempo de oración, tu lectura espiritual…. El Señor te bendecirá con la virtud de la castidad.

Preguntas sobre las caricias.  Hay que se honestos. No te preguntes, hasta donde se puede acariciar. Mas bien discierne que está ocurriendo, si es un gesto puro o si se están dejándo llevar por la lujuria. Haz todo con un profundo amor y respeto a Dios, a ti misma y a la otra persona, de manera que toda la orientación de la amistad sea dentro del orden moral que Jesús nos enseña. Si una pareja se encierra en un lugar y se comienza a acariciar, ¿Crees que van a parar? No. Una vez que la pasión controla ya no se piensa. Hay que pensar antes y evitar la ocasión de pecado.

Un beso o un abrazo con pureza se caracterizan por su brevedad y la intención de no aprovecharse. Aun así puede que sientas esa "electricidad" del contacto con el sexo opuesto, pero la brevedad del contacto y la recta intención sirven de protección. Por supuesto, se deben evitar los contactos con las áreas privadas del cuerpo porque eso ya no sería un gesto de amor casto y puro. ¿Que es dificil? Cierto. Además, el ambiente, en vez de ayudar, nos hace la contra. Pero ser de Cristo es lo mas importante así que la lucha vale la pena y El siempre de la gracia necesaria para la lucha. 
 
Cuando salgas con muchachos no te rebajes a lo que ellos en su lujuria quieran hacer contigo bajo el pretexto de que te aman. Tu tienes dignidad para declarar sin miedo y desde el principio que eres católica y que ante todo deseas ser fiel al Señor. Por lo tanto no quieres expresiones de intimidad sexual. Quieres una relación casta. Esta es una buena oportunidad para dar testimonio de tu fe y evangelizar al muchacho. Tu no vas a ceder ni ponerte en condición de peligro (evitarás la ocasión de pecado). Tu eres la que das la pauta de lo que tu vas a permitir.

Si al muchacho no le parece bien tu posición, no tiene que salir contigo. Se que es duro porque hay pocos hombres de verdad fieles a Dios. Pero no puedes rebajarte por eso. Piensa en tus hermanas que te precedieron en la fe. Santas como Cecilia, Lucía, Agueda, Inés y muchas otras... Ellas fueron martirizadas por su fe. Hoy también ser discípulo de Cristo requiere el valor de llevar la cruz.  Quien no lo haga ni será feliz tampoco en la tierra. ¿Para que quieres una relación con un hombre que es incapaz de dominarse a si mismo ni respetar a una mujer que dice que ama?


CONOCI UN CHICO POR INTERNET...

Padre, cono un chico por Internet y siento que lo amo y el me ama. Pero el vive en otro país. Yo quiero viajar a conocerlo. Solo pienso en el todos los días. ¿Debo ir?

RESPUESTA
Estimada en Cristo: El primer encuentro puede ocurrir en diversos lugares: en una sala de espera, en la playa o en el Internet. Pero eso es solo un primer encuentro. Para profundizar la relación falta tiempo de conocerse personalmente. Una cosa son las palabras y otra el trato personal. No te apresures. No es sabio hacerse novios sin antes haber sido un tiempo buenos amigos. Los cristianos sometemos ese proceso a Jesús en oración y en la observancia de la moral cristiana. Esa es nuestra base segura en el proceso de discernimiento.

En cuanto a irte a visitarle en su país, hay muchos factores que considerar: La edad de ustedes (No deberías ir si uno o ambos son menores de edad): Los fundamentos de vuestra amistad (No es suficiente que te "sientas" enamorada. ¿Que razones hay para pensar que esta persona tiene los valores cristianos que pueden fundamentar una sana amistad?); vuestra madurez cristiana y psicológica; la libertad de ambos para poder casarse; Donde vas a vivir. No debe ser en donde el vive. En el caso que disciernas ir, deberías aclarar bien las condiciones de tu estancia, tener mucha prudencia y no ponerte en una situación vulnerable a que suceda lo que es inapropiado entre solteros.



No puedo cambiarlo


Yo en verdad amo a mi novio sobre todas las cosas y el a mi. Soy Católica pero mi novio no conoce mucho la fe. Yo la verdad no he intentado acercarlo a la iglesia porque es un poco difícil. El trabaja mucho. Además yo no puedo cambiarlo.  Solo que me da miedo que por falta de tener a Dios un día se termine nuestra relación.

RESPUESTA
Estimada ____

Dices que es difícil acercar a tu novio a la Iglesia y que no puedes cambiarlo. Quizás no puedas cambiarlo pero tu deber como cristiana es explicarle que tu amas a Dios por encima de toda criatura. El queda libre y puede que no quiera seguir contigo. Quizás eso es lo que temes. Quizás quieres retenerlo a tu lado por encima de todo. Si eso es verdad, entonces has quitado a Dios del cetro de tu vida, poniendo en su lugar a una criatura. Lo que decidas con tu novio demuestra la autenticidad de tu fe y prioridades. 

No es cuestión de cambiar al otro sino de ser fiel a Dios y estar dispuestos a renunciar a un matrimonio que no este fundamentado en El. Fíjate que dices que amas a tu novio sobre todas las cosas. ¿Te olvidaste que ese lugar le corresponde solo a Dios? ¿Ya pusiste a Dios de segundo? No te ciegues con el lustre del romance. Habrías abandonado a Dios por un ídolo. En ese caso vas a vivir esclavizada, ajustándote a una mentira. Esa es la desgracia de quienes se ciegan. Te dominará entonces el miedo de perderlo y querrás aferrarse a el a todo costo hasta que te hartes.

Recuerda que todo lo bueno que hay en tu novio es solo un reflejo diminuto del oceano infinito del amor que es Dios. Los seres humanos somos como una tacita de café, nos llenamos rápido y pensamos que ya no puede haber mas. ¡No te olvides del amor de Dios! Sin El, aun lo poco que tenemos lo perderíamos. Solo Dios es la fuente y el fundamento de TODO amor verdadero.

Si te mantienes fiel al Señor y el acepta que así seas, con tu testimonio de vida le das la oportunidad de conocer a Jesús y su Iglesia. Los que se aman se influencian muchísimo mutuamente. Por eso tu puedes ser una gran influencia para el. El es libre para decidir, pero no va a poder ni siquiera considerar ser un buen cristiano si alguien no le enseña. ¿Quien mejor que tu? Pero no entres en un compromiso pensando que "quizás" el cambia después.

Ahora sientes mucho amor por el. Pero solo permanecerá si siguen creciendo, descubriendo el amor de Dios. La primera etapa del amor es muy EMOCIONANTE. Eso es bueno, es bonito. Pero debe dar paso a otras etapas de amor que no dependen tanto de la emoción. El amor debe madurar para integrar la emoción con el compromiso a la verdad. Jesús es quien nos revela la verdad sobre Dios y sobre nosotros mismos. El dijo: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida".  ¿Alguna vez has pensado porque tantos matrimonios fracasan? La razón es que no construyeron en roca y por eso, cuando vinieron las tormentas, todo se vino abajo. Pensaron que eso jamás pasaría y por eso no se preocuparon de desarrollar su amor en Cristo, la Roca fuerte.

El mismo Dios que es verdad y vida quiere entrar en tu corazón y el corazón de tu novio para enseñarles mas y mas el amor. Muchos tienen miedo porque el verdadero entrenamiento en el amor requiere sacrificio. Sí, sacrificio. Porque quien no se sabe sacrificar por el amado va a perder su amor. Con el sacrificio se va purificando el amor de todo egoísmo. ¿Que egoísmo? Pues el querer al otro porque me hace sentir bien. El énfasis es "ME" y "sentir". 

Si amamos a Dios estaremos dispuestos a los sacrificios necesarios para serle fieles. ¿Acaso tu y tu novio no se sacrificarían uno por el otro?  Entonces, dejen que Dios les entrene. Obedezcan por amor todo lo que el les enseñe por medio de la Iglesia.  Solo el amor de Dios es la fuente de todo amor y verdad que pueden llenar nuestro corazón y darnos libertad. Solo en El los demás amores encuentran su lugar.

Quizás no “sientas” el amor hacia Dios como sientes el de tu novio. Pero al menos con tu cabeza y corazón puedes ir mas allá del sentimiento y reconocer que Dios es Dios por encima de todos. Que es a Dios a quien absolutamente le debes entregar tu vida, incluso para discernir la relación con tu novio. 

Habla con tu novio sobre tu fe en Jesús. Una buena relación requiere que ambos estén de acuerdo en lo fundamental y no hay nada mas fundamental para un cristiano que su fidelidad a Cristo. Dos personas no deben atarse en un yugo desigual. Si el no abre su corazón a Dios va a existir una profunda división entre ustedes a largo plazo. No vas a poder compartir con el lo mas importante que es tu fe. O, peor aun, terminarías siendo infiel a Dios por seguirlo a el. Tu novio es libre. Pero tu también lo eres.  

Dios no esta en competencia con tu novio. Dios está absolutamente por encima de el y de todos. En verdad cuanto mas amen a Dios mas sabrán amarse ustedes porque Dios ES el VERDADERO amor. Pero si el no lo acepta tendrás que decidir quien será el Señor de tu vida.   

 



Amo a un hombre casado
Hola Padre:


Estuve casada 10 años y ahora estoy separada. He conocido a un hombre y poco a poco nos enamoramos. Yo daría mi vida por el, ha pesar de que tengo hijos. Le amo con su virtudes y defectos. El me dijo hace un año que estaba dispuesto a dejarlo todo ya que nada le une a su pareja. El dijo que vendría conmigo, que seríamos felices, que me amaba a morir. Pero de la noche a la mañana dice que el nunca había dicho eso. Yo me deprimí mucho. Seguimos estando en contacto. Pero yo lo quiero para mi siempre, para darle todo mi amor.
 

Yo se que Dios, el destino o lo que sea, nos ha cruzado. Fui a una mujer que echa las cartas. Dijo que estaba amarrado por su pareja que le había hecho algo muy fuerte para que no se fuera de su lado. Ella es calculadora y huraña, es madre de sus hijos, es rica y yo no tengo nada que ofrecerle a el, solo mi amor eterno. El me quiere pero le falta el valor porque es dominado por ella.
 

Intenté liberarle de ese amarre y perdí mi dinero. He hecho novenas, he rezado... todo para quitarle la venda de los ojos y que tome las riendas de su vida y su felicidad.  ¿Porque a mi todo me va tan mal? ¿Que hago Padre? A veces odio a el y a ella. Ayúdame por favor. Yo tengo fe, le he visto conmigo, pero a veces la fe y la esperanza, se va, y viene el desespero...

RESPUESTA

Estimada en Cristo:
Lo que debo decirte no te agradará, pero si abres tu corazón a Jesús, en medio de tu dolor podrás descubrir que Jesús quiere liberarte de una terrible obstinación la cual es la verdadera razón de tu infelicidad.

Querida hermana eres tu la que estás amarrada, la que tiene la venda en los ojos, deseando a un hombre que está casado. Has perdido la conciencia moral. No ves que estas ofendiendo gravemente a Dios quien es infinitamente bueno, no ves el daño que le haces a hombre casado, a su esposa, y a sus hijos. Aunque ellos tuviesen problemas, no justifica tu intromisión. No ves tampoco que la destrucción de la familia es un cáncer que está destruyendo nuestra sociedad.

Buscas justificar tu adulterio pensando que es amor. Sientes un profundo deseo de poseer a ese hombre, pero eso no es amor. El verdadero amor busca que el amado se acerque a Dios, aunque sea para ello necesario apartarse de el.

Es Dios quien establece el orden de las relaciones. Las pasiones y los sentimientos deben encausarse según ese orden, de lo contrario ofendemos a Dios y hacemos mucho daño a otros y a nosotros mismos. Se llama PECADO. 

Un hombre casado no tiene solo una "pareja", tiene una ESPOSA. Ellos se juraron fidelidad hasta la muerte y formaron un vínculo indisoluble de amor. Tu grave error desde el principio fue permitirte una relación con un hombre casado. Ese "poco a poco" de que hablas debía haberse evitado. Ahora te parece que no puedes olvidarlo. Te parece aceptable ser adúltera porque "lo amas".  Le echas la culpa a su esposa y la odias cuando es usted la que está buscando destruir un matrimonio y separar a un padre de sus hijos. 

No distingues entre Dios y "lo que sea".  Rezas a Dios y vas también a que te lean las cartas. Tu oración no está basada en buscar el camino de Dios sino lograr tu propia obstinación. Con eso solo te confundes mas y quedas mas atada al enemigo. No te sorprendas de que el se haya retraído de sus confesiones amorosas contigo. No esperes fidelidad si tu misma no respetas el compromiso de fidelidad que otros han hecho. 

La verdadera fe cristiana es responder al amor de Dios revelado por Jesús. Quien le ama le obedece. 
Querida hermana, Jesús vino para liberar y sanar. DÉJATE. No tengas miedo. Jesús desea darte una vida nueva. Entra en la vida de la gracia. Vuelve a la Iglesia. Haz un examen de conciencia y confiésate. Rompe con ese hombre para que viva su vida.
Tu entrégale tu mente y tu corazón al Señor. Al principio te será difícil pero veras como Jesús cumple sus promesas.

Enamorada de un hombre ya casado por la iglesia

Pregunta:
Estoy enamorada de un maravilloso joven y nos quisiéramos casar. He esperado toda mi vida por un hombre como el.  El problema es que el ha sido casado antes en la iglesia católica.  Me dicen que se puede conseguir la anulación.  ¿Tardará mucho? 
(texto ha sido cambiado para proteger la confidencialidad)

Respuesta:

Comprendo que mi respuesta no será de su agrado, pero le digo la verdad por su bien. El amor busca la verdad aunque cueste.

Debo decirle que el "joven maravilloso" no solo ha sido casado por la Iglesia sino que sigue siendo casado porque el matrimonio es para siempre. Aunque no viva ya con su esposa, aunque se hayan divorciado, aunque el diga que todo ha terminado, aunque el diga que ella lo abandonó y que el no es culpable (rara es la persona que reconozca su propia culpa), el vínculo matrimonial permanece. No es la Iglesia la que "impone" este vínculo indisoluble, el sacramento del matrimonio no se recibe del sacerdote sino que la misma pareja sella el sacramento cuando se juran el uno al otro ante Dios y ante los hombres fidelidad "en las alegrías en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida..."  Con esas palabras ellos mismos se unen en Cristo. Es El quien enseña con autoridad divina: "ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre". Mateo 19,6.

El joven de que nos habla es y será hasta la muerte un hombre casado, a no ser que se pruebe lo contrario en una declaración de nulidad y eso solo compete al tribunal eclesiástico. Si el joven cree que existen causas para la nulidad, debe presentarlas. Debe hablar con el sacerdote de su parroquia para comenzar el proceso. Pero no se puede anticipar que el matrimonio será declarado nulo. El proceso no es automático. La personas se deben tener por casadas a no ser que el tribunal haya declarado la nulidad.

Nuestra fe cristiana se demuestra sometiendo todos nuestros sueños y deseos al Señor.  Nuestro mayor deseo debe ser buscar su voluntad, buscar amarle a EL sobre todas las cosas. Es normal que usted desee casarse pero este deseo también se ha de poner en manos de Dios. Se debe discernir con prudencia si ambos están libres para casarse antes de pensar en una posible relación de novios.

En cuanto a la anulación, no se puede anticipar una decisión positiva del tribunal dando riendas sueltas a una ilusión. La anulación no es automática. Si fuera negativa la decisión y ustedes ya se han envuelto en una relación de noviazgo será mas difícil romper. Repito: el ES un hombre casado y una mujer fiel a Jesucristo no anda con un hombre casado.

Si somos humildes, si amamos a Dios, aceptaremos su Palabra y su orden para nuestras vidas. Nos dolerá mucho cuando nos arranca nuestros deseos profundos, pero al final nos restituirá en su Corazón y encontraremos que solo El es el Camino, la Verdad y la Vida.  Recuerde que es precisamente en las pruebas que demostramos nuestra fidelidad a Dios.
Que Jesucristo Nuestro Señor la colme de bendiciones.


Encontré el hombre de mi vida, solo que es divorciado...
(texto ha sido modificado para proteger la confidencialidad)

Tengo 35 años, nunca me he casado ni tenido relaciones sexuales porque creo en el matrimonio. Soy católica. Siempre le he pedido a Dios que me diera un buen esposo que me amara. No le pedí riquezas ni otra cosa sino que fuese decente. Le pedí con mucha fe encontrar un hombre así. Resulta que ahora que lo encuentro, es divorciado. Su ex esposa lo engañó, se fue con otro. El está feliz de haberme encontrado y le da gracias a Dios. Yo estoy enamorada de el y tengo mucha fe que Dios me ayudará. Ayúdeme usted, padre, para que nos podamos casar en la Iglesia.

Respuesta:

Estimada en Cristo:

Primero debo felicitarle por haberse mantenido fiel al Señor por 35 años. ¡No lo eche ahora a perder!  Esos años en que usted ha sido fiel a Dios han requerido sacrificios y eso sin duda tiene gran mérito. Pero recuerde que esos años han sido mas aún un regalo de Dios para usted. Dichoso es el que camina con Dios.  ¡Has sido bienaventurada!  Pero, ¡cuidado!. El mérito de esos años no le da licencia ahora para echarlo todo por la borda.

Comprendo que quiera casarse y que le pida a Dios por un hombre bueno y decente. Pero este deseo no puede ser lo primero en su vida. Ese lugar debe estar reservado exclusivamente para Dios. Solo Dios sabe lo que es mejor para usted, sea soltera o casada. Tener fe significa confiar en El por encima de todo interés personal. 

Desee ante todo que se haga la voluntad de Dios. Nuestras oraciones deben siempre someterse a Su divina voluntad. Jesús nos da ejemplo en Getsemaní: «Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.» Mateo 26,42. El martirologio esta lleno de santas jóvenes que, por ser fieles a Jesús, entregaron sus vidas a las mas horrendas torturas y a la muerte: Agata, Agnes, Lucía, Cecilia, para nombrar unas pocas...  Ellas no se justificaron para evadir el martirio pensando que ya habían sido suficientemente fieles. Mas bien el martirio fue para ellas la corona de una vida virtuosa. Pues bien, Dios no te pide en esta instancia el martirio, pero si que te entregues plenamente a Su divina volunta, confiando que es lo mejor porque El es amor infinito. 

Un hombre divorciado sigue siendo un hombre casado. Todos sus reclamos de cuan mala es su esposa no le justifican para que el cometa adulterio. El hizo un juramento solemne ante Dios. Si el cree que su matrimonio no fue válido debería pedir por una anulación eclesiástica, pero no se debe asumir que se la darán. Solo el tribunal eclesiástico es competente para declarar que hay fundamentos para considerarlo inválido. El es casado hasta que no se declare lo contrario y usted lo debe tratar como tal. Ahora que se ha hecho ilusiones, recapacitar es mas difícil pero con la gracia de Dios lo podrá. Dios le ha dado la gracia de mantenerse incólume hasta hoy. Confíe en Dios, renueve su entrega total y manténgase fiel hasta el final.


 ¿Porque el matrimonio fuera de la Iglesia está mal y dentro está bien?
Pregunta: La Iglesia dice que quienes se casan por la Iglesia Católica ya no pecan cuando tienen relaciones sexuales, pero si se casan en alguna otra Iglesia si pecan. Dice que es así porque en las otras religiones no está Dios presente y es un mero contrato. Pero, ¿Cómo se comprueba que un matrimonio contraído y celebrado por Iglesia Católica es de Dios y los otros no? La verdad, yo nunca vi a Dios en el momento en que el sacerdote aprueba dicho matrimonio.

RESPUESTA: ¡Lo que dices que la Iglesia dice ella no dice!
1- La Iglesia NO condena los matrimonios contraídos entre miembros de otras religiones ni tampoco niega la presencia de Dios en ellos. Si dos personas no católicas se casan de acuerdo a su fe, la Iglesia reconoce ese matrimonio como válido. Dios estará en ese matrimonio si tienen fe y le abren su corazón según sus luces. Esto no contradice nuestra fe en que el sacramento ofrece la plenitud de las gracias para entender y vivir el matrimonio en Cristo.

2- Solo los católicos están sujetos a la ley de la Iglesia. El matrimonio de un católico contraído fuera del sacramento es inválido según la ley de la Iglesia ya que no satisface plenamente lo que nuestra fe enseña sobre el matrimonio. La validez del sacramento no es arbitraria sino que depende de que existan ciertas condiciones y compromisos propias de la naturaleza del matrimonio. Estos son claramente enseñados por la doctrina de la Iglesia la cual se fundamenta en el Evangelio y la Tradición Apostólica.

3-El libro del Génesis nos enseña que el matrimonio es querido por Dios. Jesús lo eleva al nivel de sacramento.

4-El matrimonio NO es una licencia para tener sexo. La intimidad sexual es un don de Dios para el matrimonio. Cuando no es un acto matrimonial según el compromiso de amor fiel, con apertura a la fecundidad, entonces es pecado porque falta el verdadero amor. El matrimonio es una alianza permanente de amor según los preceptos de la ley natural y divina. Dentro de esta alianza exclusiva la unión del hombre y la mujer encuentran su verdadero significado como acto de amor.

5-  No es necesario "ver" a Dios directamente. Precisamente el matrimonio es sacramento porque hace visible, a través del amor de los conyugues, el amor de Dios invisible.

6-Finalmente, NO es el sacerdote sino la pareja misma la que se imparte mutuamente el sacramento del matrimonio.  

Para mas información sobre estos puntos ver el Catecismo sobre el matrimonio>>>


Hoy por lo civil, después -cuando podamos- será por la Iglesia
Mi
novia estaba casada antes por la Iglesia. Pienso casarme ahora por lo civil y después, cuando ella obtenga la anulación de la Iglesia, nos casaremos en la Iglesia. Ya que tenemos esa intención, ¿Podríamos comulgar?

RESPUESTA: Si ella se casó sigue estando casada (aunque esté divorciada) porque el matrimonio es indisoluble. Entonces ella no es libre para entrar en un noviazgo.

El tribunal eclesiástico no puede disolver un matrimonio. Solo puede declararlo nulo (declarar que nunca hubo matrimonio) y solo si hay razón. No se puede anticipar una anulación. Ver "anulación".

Quien se une a una mujer casada comete adulterio y ella también. Por eso no pueden comulgar.

Entonces, ¿Qué hacer si uno de los dos no esta libre? En ese caso no se debe siquiera comenzar una relación de noviazgo. Una vez que se ha comenzado es mucho mas difícil enderezar el camino, pero Dios da la gracia.

Los discípulos de Cristo le someten también las decisiones mas intimas e importantes. De nada sirve “hacer cosas” por Jesus si no le entregamos autoridad plena sobre nuestra vida. Sabemos que esto requiere profunda conversión y lucha interior. Jesus dijo que el camino de la salvación es estrecho, que hay que negarse a si mismo.


Casarse por segunda vez, ¿Es adulterio?

Un hombre se casó por lo civil y tuvo una hija. Se divorció después de 4 años. Emigró a un nuevo país y comenzó una relación con otra mujer, pues dice que ya no hay amor entre el y su esposa. Ahora desea hacer un nuevo matrimonio duradero ya que ambos se aman. ¿Es la nueva relación adulterio?

RESPUESTA: Vayamos paso por paso.
1-Jesús instituyó el sacramento del matrimonio. Para los católicos, por tanto, casarse solo por lo civil es un pecado grave porque es contrario al plan de Dios. El católico que no se puede casarse por la Iglesia no se debe casar. Recordemos que para seguir a Cristo hay que obedecerlo en todo. 

2-Una separación del matrimonio por largo tiempo es muy peligrosa y debe hacerse lo posible por evitar que ocurra. Cuando no es posible, hay que ser conciente del peligro que se corre y tomar las medidas necesarias. Si no hay una fuerte práctica de la fe y si no se cultiva la relación haciendo todo lo posible por mantenerse en contacto, el ambiente de lejanía en el nuevo país terminará por destruir el matrimonio. Las circunstancias difíciles no son justificación para la infidelidad, la cual comienza ya en la mirada lujuriosa (Cf. Mt 5,28).

3-Los cristianos renuncian a ser gobernados por la carne para vivir en el espíritu de Dios.  Este nos hace capaces del amor fiel de que nos habla San Pablo (Cf. 1 Cor 13) y que Jesús manifestó en la cruz. Es el amor que se juran para siempre los que se casan "en las buenas y en las malas" y "para que la muerte nos separe". Declarar el amor muerto para casarse con otra es en efecto adulterio.

4-Un matrimonio civil entre católicos no es válido en la ley de la Iglesia. Pero la Iglesia reconoce la seriedad del compromiso que se hizo e invita a que convaliden dicho matrimonio haciéndolo así sacramento si hay las condiciones. Pero si no es posible y un matrimonio civil termina en separación, la Iglesia lo puede reconocer como nulo. En ese caso ambos pueden quedar libres para casarse (si no hay otro impedimento). Pero es importante que reconozcan que cometieron pecado si se casaron por lo civil sabiendo que violaban el designio de Dios para el matrimonio. Entonces se deben confesar para reconciliarse con Dios, recibir perdón y curación interior.
-Padre Jordi Rivero 


No comprendo por que la Iglesia no me permite volverme a casar ni comulgar si ya el amor que existía con mi primera esposa se acabó.

RESPUESTA:
Querido __:

Comprendo su angustia, pero para ser justo hace falta enfrentarse con una realidad:

1: Cuanto dos personas JURAN ANTE DIOS su entrega mutua en el sacramento del matrimonio, la Iglesia NO TIENE EL PODER de separarlos. Ellos se casaron ANTE DIOS PARA TODA LA VIDA. Los juramentos tienen vigencia.

2: Si una de las dos partes cree que aquel juramento no es válido por alguna razón. Entonces debe apelar a un tribunal eclesiástico y dar sus razones. El sacerdote de su parroquia le podrá ayudar. PERO no es automático. La Iglesia no puede declarar nulo un matrimonio sin las debidas causales.

3: EL vínculo sacramental se considera válido a no ser que el tribunal haya declarado lo contrario. Por lo tanto, si existe un matrimonio válido, NINGUNO DE LOS DOS ESTA LIBRE PARA VOLVERSE A CASAR. Si lo hace comete  objetivamente adulterio, por lo que no puede recibir los sacramentos hasta que haya arrepentimiento y cambio de vida.

4: Sin duda hay situaciones muy difíciles, especialmente cuando una persona no conocía la seriedad del matrimonio en Cristo y se ha casado en segundas nupcias. Pero culpar a la Iglesia por enseñar el Evangelio no es justo y no resuelve nada.

Creo que le pueda ayudar leer esto: http://www.corazones.org/sacramentos/eucaristia/euc_divor_casados_vat.htm


¿Casada de repente y sin testigos?
Un día, de repente, mi novio y yo decidimos casarnos. Al momento nos intercambiamos los votos de matrimonio sin boda civil ni religiosa. Estábamos solos con Dios, sin otro testigo. Ahora tengo dudas de si aquello fue válido.  -anónimo

RESPUESTA
Para responder primero debo explicar lo que es un matrimonio. Entonces podrán comprender que lo que ustedes hicieron NO LO ES.

Un matrimonio es una alianza de amor entre un hombre y una mujer que contraen compromisos y deberes no son solo entre ellos y Dios sino también con la Iglesia y la sociedad. El mismo Dios ha querido que el fin del matrimonio fuese un amor fecundo, abierto a formar una familia, la iglesia doméstica. Los casados tienen responsabilidades y derechos específicos ante la sociedad. Es por eso que el compromiso debe ser público, tanto ante la Iglesia como ante el estado. Una declaración de amor, por muy sincera que sea, no es un matrimonio si no se compromete públicamente a vivir como tal. Veamos lo que dice el catecismo.

Catecismo de la Iglesia Católica #1631:
Por esta razón, la Iglesia exige ordinariamente para sus fieles la forma eclesiástica de la celebración del matrimonio (cf Cc. de Trento: DS 1813-1816; CIC, can. 1108). Varias razones concurren para explicar esta determinación:

— El matrimonio sacramental es un acto litúrgico. Por tanto, es conveniente que sea celebrado en la liturgia pública de la Iglesia.
— El matrimonio introduce en un ordo eclesial, crea derechos y deberes en la Iglesia entre los esposos y para con los hijos.
— Por ser el matrimonio un estado de vida en la Iglesia, es preciso que exista certeza sobre él (de ahí la obligación de tener testigos).
— El carácter público del consentimiento protege el "Sí" una vez dado y ayuda a permanecer fiel a él.

Les exhorto a que vayan a su parroquia y se formen bien para casarse.


MI NOVIA ES ATEA. ¿Que puedo hacer?

Padre Rivero:

Tengo mas de 3 años saliendo con mi novia, la amo muchísimo y se que ella es la persona con la cual deseo compartir mi vida. Siempre ha existido respeto y mucha comunicación entre nosotros, mas solo le veo un pequeño problemita, ella es atea, y aunque siempre le he dicho que no me molesta (la verdad es que no me molesta), yo desearía que ella pudiese encontrar el amor de Dios y pudiese creer en El, mas no se como convencerla. La verdad no siento hacer nada malo. ¿Es malo que yo salga con ella?, ¿Que puedo hacer?.
(Carta publicada con permiso)

RESPUESTA

Antes de contraer un matrimonio cristiano se debe comprender lo que es y distinguirlo del amor al prójimo en general y del matrimonio a nivel natural (sin fe cristiana).  

El amor al prójimo: Jesucristo nos enseña a amar a todos, sean o no de nuestra religión. No por eso se entra en un compromiso de vida común. Cada parte queda libre para seguir so propia vocación.  

El matrimonio a nivel natural es interpretado de diferentes maneras. Por la ley natural se puede entender que el matrimonio requiere ciertos compromisos que hacen posible la vida común y cada uno los implementa según sus valores y su formación de conciencia.  Juan Pablo II: "Desgraciadamente, a consecuencia del pecado original, lo que es natural en la relación entre el hombre y la mujer corre el peligro de vivirse en una forma que no está de acuerdo con el plan y con la voluntad de Dios y, el distanciamiento de Dios implica de por sí, una deshumanización proporcional de todas las relaciones familiares." 30-I-2003

El matrimonio cristiano se fundamenta en Cristo. Es por lo tanto mucho mas que una convivencia entre dos que se aman según las posibilidades del amor humano. Los esposos entregan sus vidas primero a Cristo. En El se unen entre si para vivir un amor sobrenatural. Este amor se fundamenta en los compromisos específicos de la alianza matrimonial cristiana y se vive en el poder del Espíritu Santo. Cristo elevó el matrimonio a la dignidad sacramental. El matrimonio cristiano, nos enseña San Pablo en la carta a los Efesios, es un signo vivo del amor de Cristo y su Iglesia.

Me preguntas si es malo que tengas una novia atea ya que su falta de fe no te molesta. Me atrevo a decirte que no te molesta porque no has llegado a comprender lo que es un matrimonio cristiano. A la medida que tengas fe te será importante que ella también la tenga. Los que se aman desean compartir sobre todo su corazón. El corazón del cristiano pertenece a Cristo.  

¿Que puedes hacer? La respuesta depende en la prioridad de tu corazón. Si quieres ser de Cristo debes recordar la Palabra de Dios:  

¡No unciros en yugo desigual con los infieles! Pues ¿qué relación hay entre la justicia y la iniquidad? ¿Qué unión entre la luz y las tinieblas? -II Corintios 6,14

Decídete a vivir tu fe dispuesto a todo por el amor de Cristo. Así le permitirás a Dios que te de el discernimiento y el valor para hacer una buena decisión. Piensa que el matrimonio es para siempre.

                                                               www.corazones.org



La Beata María de Jesús, cuya imagen puede verse, es la Titular de nuestra parroquia. Nacida en Tartanedo y educada en Molina de Aragón, pueblos de nuestra diócesis, ingresó en el Carmelo de Toledo. De ella, siendo novicia, diría Santa Teresa: “María de Jesús, no será santa, es ya santa”.
 
En los libros litúrgicos de lecturas está escrita la Palabra de Dios, que se proclama desde el ambón. En esos libros, está contenido lo que hemos de creer y lo que hemos de practicar para alcanzar la salvación, que Cristo nos gano con su vida, muerte y resurrección.