Tema por defecto
Portada

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Al contemplar la firma de la Beata María de Jesús, conviene saber que Santa Teresa admiraba el talento de de su hija María de Jesús, a la que consultaba asuntos de importancia. La Beata, por obediencia, contestaba y la Santa quedaba admirada. En una de estas ocasiones, la llamó “mi letradillo”.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


“El que entre vosotros quiera ser grande, deberá servir a los demás; y el que entre vosotros quiera ser el primero, deberá ser su esclavo. Porque, del mismo modo el Hijo del hombre no vino para que le sirvan sino para servir”
(Mt 20, 26 – 28)

Lecturas de hoy - Rosario de hoy

 CARTA DE NUESTRO OBISPO.
BLOG DE LA PARROQUIA.
HOJA PARROQUIAL.
LECTURAS DE OCTUBRE 2020.
Construir un mundo mejor.
El Amor por encima de todo.
19 de octubre día mundial del cancer de mama.
MANIFIESTO nadie sin Hogar.
CAMPAÑA de personas sin hogar.
Día Mundial de La Erradicación de La Pobreza.
Pregunta Trampa respuesta Astuta.
DOMUND Mensaje del Papa.
Vamos de Boda.
Nueva Enciclica en Asis.
La Viña.
Día de Migrantes y Refugiados.
Politica de privacidad y aviso legal.

LECTURAS DE HOY




ROSARIO DEL MIÉRCOLES



Santa Teresa, la andariega, visitaba sus conventos. El cuadro recoge las veces que estuvo en Toledo. Había fundado e inaugurado un convento en Malagón. Desde allí, se trasladó a Toledo, a donde llegó enferma. Era el año 1568. Y, tras una corta estancia en Escalona, regresó a Ávila.
Leer más
 
Pude verse uno de los cálices y una de las patenas de nuestra parroquia, objetos sagrados, con los que ofrecemos el pan y el vino en la Misa, y que, con la consagración, se convierten en el Cuerpo y Sangre del Señor, que después comulgamos.